La OMS publica una nueva norma para prevenir la pérdida auditiva en marcos recreativos

 In Noticias
Editado por el Ingeniero Químico Raúl Escobar Márquez, CIH, FAIHA

El 2 de marzo del 2022, la OMS publicó una nueva norma internacional llamada WHO Global standard for safe listening venues & events (Norma mundial para la escucha segura en lugares y eventos de entretenimiento) en honor al Dia Mundial de la Audición. Esta norma hace frente a la creciente amenaza de la pérdida auditiva, especialmente entre los jóvenes.

«Millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de perder la audición debido al uso inseguro de dispositivos de audio personales y a la exposición a niveles de sonido dañinos en lugares como clubes nocturnos, bares, conciertos y eventos deportivos,» dijo el Dr. Bente Mikkelsen, directora del Departamento de Enfermedades No Transmisibles en la OMS.

Añadió: «El riesgo se intensifica ya que la mayoría de los dispositivos, lugares y eventos no brindan opciones de escucha seguras y contribuyen al riesgo de pérdida auditiva.»

Según un estudio del 2017 del CDC, 24% o casi uno de cada 4 adultos estadounidenses muestra señales de pérdida auditiva inducida por el ruido. La OMS misma proyecta que para el 2050, el 25% de la población mundial sufrirá de problemas auditivos, a menos de que se tomen medidas para evitarlo.

Nuevas recomendaciones para limitar el riesgo de pérdida de audición

La Norma mundial para la escucha segura en lugares y eventos de entretenimiento hace seis recomendaciones que pueden ser implementadas por iniciativas gubernamentales de salud pública, propietarios y gerentes de centros de entretenimiento, ingenieros, músicos y organizadores de eventos. El objetivo de estas recomendaciones es limitar el riesgo de la pérdida auditiva mientras que al mismo tiempo conservar un sonido de alta calidad y una experiencia auditiva agradable.

Las recomendaciones son las siguientes:

  1. Asegurar un nivel sonoro medio máximo de 100 decibeles
  2. Realizar mediciones directas de los niveles sonoros con equipos calibrados de registro continuo por personal designado a tal efecto
  3. Optimizar la acústica y los sistemas de sonido de la sala para garantizar una calidad de sonido agradable y una escucha segura
  4. Entregar al público protección auditiva personal, junto con instrucciones de uso correcto.
  5. Crear acceso a zonas silenciosas para que los oídos descansen y así disminuir el riesgo de daño auditivo; y
  6. Capacitar a los trabajadores y distribuir información entre ellos.

Para obtener más información acerca de cómo efectuar una evaluación de ruido, lea nuestra guía técnica de la NOM-011-STPS-2001.

La pérdida de audición debido a sonidos fuertes es permanente, pero puede prevenirse

La exposición a sonidos fuertes no solo puede provocar una pérdida temporal de la audición o tinnitus, sino que también puede dar lugar a daños auditivos permanentes, y hasta en una pérdida irreversible de la audición. Para proteger la salud auditiva, la OMS recomienda lo siguiente:

  • Mantener el volumen bajo en los dispositivos de audio personales
  • Utilizar audífonos bien ajustados y, de ser posible, con cancelación de ruido
  • Utilizar tapones para los oídos en lugares ruidosos
  • Realizar evaluaciones de la audición personal con regularidad

Para conocer más acerca de los efectos nocivos de la exposición a niveles elevados de ruido, lea nuestra guía rápida del ruido ocupacional.

Promoción de la nueva norma mundial

El nuevo estándar fue desarrollado bajo la iniciativa Make Listening Safe de la OMS, que busca mejorar las prácticas auditivas, especialmente entre los jóvenes.

Para obtener más información de la iniciativa, visite la página de la OMS haciendo clic aquí.

Suscríbete a Nuestro Boletín

Recibe cada mes las noticias y recursos más relevantes para el cuidado de la salud laboral y ambiental directamente en tu bandeja de entrada.

* campo obligatorio
Publicaciones recomendadas

Deja un comentario

two × 4 =

Programa Nacional de Remediación de Sitios ContaminadosLa CDC Advierte del Riesgo Elevado de Enfermedad del Legionario En Choferes