El Riesgo de la Sílice Cristalina en Minería

 In Higiene Industrial, Salud Ocupacional

Contenido

  1. Introducción
  2. ¿Qué es la sílice cristalina?
  3. ¿Dónde se encuentra la sílice cristalina?
  4. ¿A quién afecta la sílice cristalina?
  5. ¿Cuáles son los efectos de la sílice cristalina en la salud?
  6. ¿Qué es la silicosis?
  7. Los límites de la sílice cristalina en Estados Unidos: un rezago normativo que afecta a los mineros
  8. El rol del monitoreo biológico en la prevención de la silicosis
  9. Conclusión

Introducción

Entre las enfermedades ocupacionales, la silicosis es una de las más antiguas registradas y también una de las que más víctimas ha cobrado. En su momento, Hipócrates (460-370 a.C.) describió sus síntomas cuando habló de las dificultades respiratorias que padecían los mineros, quienes históricamente han sido los más expuestos al material que causa esta enfermedad: la sílice cristalina. 

En la actualidad, los daños a la salud por la exposición a la sílice cristalina continúan siendo un riesgo tanto para los mineros como para trabajadores de otras industrias como la de la construcción. Y, aunque cada país cuenta con una normativa para regular los niveles permisibles de sílice en el ambiente laboral, estos no siempre garantizan la seguridad del trabajador, como se observa en el caso de Estados Unidos.

¿Qué es la sílice cristalina?

El dióxido de silicio (SiO2) es un mineral que ocupa el 21% de la superficie terrestre, lo que lo hace el compuesto químico más común de nuestro planeta. Existen dos formas principales de este compuesto: la sílice amorfa y la sílice cristalina, de las cuales la sílice cristalina es la más peligrosa.

Fórmula de la sílice-dióxido de silicio
Fórmula del dióxido de silicio o sílice

Tipos de sílice cristalina

Existen tres formas en las que se encuentra la sílice cristalina:

  • Cuarzo (la forma más abundante).
  • Cristobalita.
  • Tridimita.

¿Dónde se encuentra la sílice cristalina?

Hay muchas fuentes de exposición en las que puede estar presente la sílice cristalina. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España distingue varios elementos comunes para la industria:

tabla-de-concentracion-de-silice-cristalina-en-materiales

¿A quién afecta la sílice cristalina? Los sectores más expuestos

Quienes tienen mayor riesgo de contraer silicosis son los trabajadores de ciertas industrias en las que se manipulan materiales con sílice:

  • Minería y perforación de rocas.
  • Construcción.
  • Limpieza abrasiva.
  • Mampostería.
  • Manufacturación de cerámica, metales, cristales y otros.
  • Acabados de concreto y cartón de yeso.

Adicionalmente, el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de Estados Unidos identifica que las siguientes actividades suelen implicar exposición a la sílice cristalina, principalmente porque producen altas concentraciones de polvo, ya que así se facilita la inhalación.

  • Astillar, martillar y perforar roca.
  • Triturar, cargar, transportar y descargar roca.
  • Atomización abrasiva utilizando arena de sílice como material abrasivo.
  • Atomización abrasiva del hormigón (independientemente del material abrasivo utilizado).
  • Aserrar, martillar, taladrar, amolar y astillar hormigón o mampostería.
  • Demolición de estructuras de hormigón y mampostería.
  • Barrido en seco y aplicación de aire a presión al hormigón, roca o polvo de arena.
Los sectores más expuestos a la sílice cristalina en polvo

¿Cuáles son los efectos de la sílice cristalina en la salud?

Las personas que se exponen a la sílice cristalina pueden sufrir daños irreversibles en su salud. Algunos de los padecimientos son:

  • Cáncer de pulmón.
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • En ocasiones, puede facilitar la tuberculosis.

Cuando la exposición a la sílice cristalina ocurre en grandes niveles y durante un tiempo prolongado, existe gran riesgo de contraer silicosis. Por lo común, esto toma de 20 a 30 años; pero, en casos con exposiciones extremadamente altas, esta enfermedad puede presentarse en menos de 10 años, incluso en meses.

Radiografía en pulmones dañados por la sílice cristalina

¿Qué es la silicosis?

La silicosis es una enfermedad pulmonar que impide la oxigenación al grado de ser incapacitadora y, con frecuencia, mortal. Es causada por la respiración de partículas de polvo de sílice cristalina, las cuales se quedan atrapadas en el tejido pulmonar.

Como respuesta para tratar de disolver esas partículas, el sistema inmunitario envía células llamadas macrófagos, que se especializan en eliminar organismos dañinos. Al no lograr su cometido, estas pueden morir y causar inflamación y cicatrices (nódulos fibróticos) en los pulmones.

Así, en medida en que la exposición aumenta, las cicatrices crecen y la respiración se vuelve más difícil, al punto de provocar la muerte.

Rayos X a pulmón con silicosis

¿Cuáles son los síntomas de la silicosis?

Los síntomas de la silicosis dependen del tiempo de exposición a los cristales de sílice y de las concentraciones en las que este elemento ha sido inhalado. Al principio, los trabajadores con silicosis suelen no tener síntomas y tardan varios años en presentarlos.

Conforme progresa la enfermedad, los primeros síntomas son pulmonares y, posteriormente, pueden presentarse otras complicaciones que afectan a más partes del cuerpo.

Síntomas primarios:

  • Dificultad para respirar.
  • Tos que puede causar esputo (“flema”).
  • Malestar general.

Síntomas secundarios:

  • Alteración del sueño y pérdida de apetito.
  • Dolor de pecho y tos con sangre.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Uñas azuladas.

¿Cuáles son los tipos de silicosis?

  • Silicosis aguda: es la más rara y ocurre cuando las concentraciones de exposición están en su nivel más alto en poco tiempo. Los síntomas pueden presentarse en menos de un año.
  • Silicosis acelerada: ocurre después de la exposición a altas concentraciones de sílice cristalina. Sus síntomas aparecen luego de uno a diez años de exposición.
  • Silicosis crónica: se presenta con más de diez años de exposición a la sílice cristalina.
Hombre con tos-efectos de la silicosis

¿Cuál es el tratamiento de la silicosis?

La silicosis es una enfermedad que no tiene cura. Los daños que causa el cristal de la sílice en los pulmones son irreparables, por lo que solo se pueden aminorar algunas complicaciones de esta enfermedad. Para eso, las recomendaciones básicas son:

  • Evitar que continúe la exposición a la sílice cristalina.
  • No fumar.
  • Hacerse exámenes de tuberculosis constantemente.
  • Contar con las vacunas para prevenir enfermedades respiratorias.

Existen otros métodos para aminorar los síntomas, dependiendo de cuáles sean y su gravedad: desde las terapias de oxígeno hasta el trasplante de pulmón; pero solo deben ser determinados por un profesional de la salud.

Tanque verde de oxígeno

Los límites de la sílice cristalina en Estados Unidos: un rezago normativo que afecta a los mineros

En Estados Unidos, el límite de exposición para las minas de carbón fue establecido en 1969 por la Administración de Seguridad y Salud en Minas (MSHA, en inglés) y es de 100 µg/m³ (microgramos por metro cúbico), lo que está muy por encima del estándar nacional e incluso de otros países como México.

Desde 1974, el NIOSH recomienda que el límite de exposición sea de 50 µg/m³, parámetro que adoptó la OSHA en 2016 y lo fijó como el máximo permitido para la industria en general. Es decir, que los límites de la MSHA, establecidos hace más de 50 años, son el doble de los que estipula la OSHA. Adicionalmente, es importante mencionar que tanto la OSHA como el NIOSH no consideran su propio límite como el más seguro, sino como el límite factible más bajo.

Esta situación es alarmante tomando en cuenta que en la actualidad se conocen más a detalle los daños a la salud causados por la sílice cristalina. En un reporte que escribió el Inspector General del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos a la MSHA, el Inspector resalta estos hallazgos de los estudios epidemiológicos del NIOSH y la OSHA para insistir en que la MSHA baje sus límites.

Aún más alarmante es el hecho de que la OSHA ha indicado que, como resultado de sus evaluaciones de la evidencia médica que tiene a su disposición, no tiene seguridad de que exista algún límite que resultaría en la seguridad total del trabajador; pero también indica que si ese límite existiera, sería mucho menor a 50 µg/m³.

¿Entonces, cuál sería un límite seguro de exposición a la sílice cristalina?

Para la Conferencia Americana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH), lo recomendable es poner el límite en 25 µg/m³, la mitad de lo que estipula la OSHA legalmente y la cuarta parte de lo que dice la MSHA. 

Así, si se parte de esta comparación, se puede considerar que los límites de exposición a sílice cristalina respirable son muy elevados para los mineros estadounidenses. Para extender la comparación, es posible incluir el límite en México, el cual está establecido en la NOM-010-STPS-2014 y es también de 25 µg/m³.

Tabla comparativa-limites-de-silice-MSHA-OSHA-NIOSH-ACGIH-México

Aun con estas recomendaciones, es importante recordar que la sílice cristalina es cancerígena y no existe un nivel de exposición que garantice la salud del trabajador. Por esta razón, se deben implementar medidas que minimicen el nivel de exposición del trabajador lo más posible.

El rol del monitoreo biológico en la prevención de la silicosis

La silicosis no tiene cura, pero es prevenible. El problema es que los trabajadores en peligro no suelen manifestar síntomas de alguna enfermedad relacionada a la exposición a la sílice hasta que es demasiado tarde. Por esta razón es importante que los centros de trabajo donde se manaje la sílice implementen programas para la conservación de la salud.

Para poder desarrollar un programa de monitoreo biológico enfocado a los efectos de la sílice, un médico ocupacional necesita llevar un registro detallado de la siguiente información de todo el personal expuesto:

Al monitorear los cambios en los resultados de estas pruebas, un médico ocupacional puede identificar señales de silicosis antes de que aparezcan los síntomas. Esto puede ayudar a detener el deterioro subsecuente de la salud del trabajador.

Conclusión

El gran problema de que la MSHA tenga límites tan elevados es que los trabajadores de las minas corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares como cáncer o silicosis. De hecho, hay un aumento de casos de neumoconiosis de los mineros del carbón (o enfermedad del pulmón negro) en la comparativa entre 1995-1999 y 2010-2014. Se sospecha que podría estar directamente relacionado con la sílice cristalina.

Actualmente, hay una iniciativa de la MSHA para que los operadores reduzcan voluntariamente la exposición al polvo de sílice cristalina. Esta consistiría en más inspecciones, exposiciones por debajo de los niveles establecidos (aunque no mencionan cuál sería el nuevo límite o si lo habrá), así como planes de ventilación y otros mecanismos de prevención.

Después de miles de años, la sílice cristalina sigue causando efectos negativos en la salud de los mineros. Si bien, durante la mayor parte de la historia se desconocían los mecanismos para prevenir este problema de salud ocupacional, hoy, resulta difícil justificar que las personas sigan sufriendo enfermedades irreparables por un problema que se puede prevenir.

Suscríbete a Nuestro Boletín

Recibe cada mes las noticias y recursos más relevantes para el cuidado de la salud laboral y ambiental directamente en tu bandeja de entrada.

* campo obligatorio

Referencias

AIHA (2020). Inspector General to MSHA: Silica Exposure Limit Is Out of Date. Association of Healthcare Internal Auditors. December 2020. https://www.aiha.org/news/201217-inspector-general-to-msha-silica-exposure-limit-is-out-of-date

AIHA (2020). Inspector General to MSHA: Silica Exposure Limit Is Out of Date. Association of Healthcare Internal Auditors. December 2020. https://www.aiha.org/news/201217-inspector-general-to-msha-silica-exposure-limit-is-out-of-date

A. Lemen, R. and Bingham, E. (2012). Silica and Silica Compounds. In Patty’s Toxicology (eds E. Bingham, B. Cohrssen and C.H. Powell). https://doi.org/10.1002/0471435139.tox011.pub2

Greenberg MI, Waksman J, Curtis J. (2007). Silicosis: a review. Dis Mon. doi: 10.1016/j.disamonth.2007.09.020. 

López-Rojas, Pablo et al (2008). Neumoconiosis en trabajadores expuestos a polvos inorgánicos. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social. Vol. 46, núm. 2, 2008, pp. 163-170. Ciudad de México.

NHS (2021). Silicosis. National Health Service. Julio de 2021. https://www.nhs.uk/conditions/silicosis/

NIOSH (1994). “Silica, crystalline (as respirable dust)”. Immediately Dangerous to Life or Health Concentrations (IDLH). May 1994.

NIOSH (1996). Prevenir la Silicosis y las Muertes entre los Trabajadores de la Construcción. National Institute for Occupational Safety and Health. No. 96-112. 1996.

NIOSH (2002). Health Effects of Occupational Exposure to Respirable Crystalline Silica. National Institute for Occupational Safety and Health. No. 2002-129. April 2002.

NIOSH (2004). Silicosis: conozca los datos. National Institute for Occupational Safety and Health. No. 108. Agosto de 2004.

NIOSH (2008). The Work-Related Lung Disease Surveillance Report. National Institute for Occupational Safety and Health. No. 2008-143a.

SEGOB (2014).  NORMA Oficial Mexicana NOM-010-STPS-2014. Diario Oficial de la Federación. 28 de abril de 2014. Ciudad de México.

Stephen W. Moore (2011). Griffith’s Instructions for Patients (Eighth Edition), W.B. Saunders, 2011.

WHSQ (2020). Silica and the lung. Workplace Health and Safety Queensland. March 2020.

Publicaciones recomendadas

Deja un comentario

16 + seventeen =

Enfermedad del Legionario en el tiempo de COVID-19Guía Rápida de la Exposición Laboral a Vibraciones Mano-Brazo